Quienes somos

Si estás leyendo esto, es porque tienes interés en conocer qué es lo que hay detrás de Turama, por qué nos gusta criticar ácidamente a algunas compañías aéreas y cómo es posible que seamos tan sumamente distintos al resto de agencias de viajes que hayas podido conocer previamente.

Pues ya que te has tomado la molestia de llegar hasta aquí, vamos a contarte todo eso, y bastante más.

Turama, aunque con otros formatos, denominaciones y ubicaciones, lleva existiendo desde hace muchos años.

Cuanto todavía internet se estaba desarrollando y había que esperar varios minutos para que se cargase una foto en nuestro ordenador, Carlos Lavilla ya participaba en los pocos foros de viajes que existían en la red, haciendo principalmente crítica sobre hoteles, aerolíneas y los países que visitaba.

Con la llegada de las grandes páginas relacionadas con el turismo, estos posts que se subían a la red y eran leídos en pequeñas comunidades de viajeros, comenzaron a tener mayor peso e importancia.

Afortunadamente, con la implantación de los portales de blogs gratuitos, todos aquellos con aspiraciones para escribir algo, que además fuese leído por alguien, vieron colmados todos sus deseos y muchos fuimos los que nos lanzamos a la aventura de relatar viajes y experiencias, esperando que pudiesen ser leídas por un público más amplio.

Porque como bien sabrás, los viajes no se disfrutan sólo cuando se realizan. A aquellos que nos apasiona ver mundo, también nos emociona especialmente preparar nuestras rutas e itinerarios, informarnos bien de todo lo relacionado con nuestro destino y, sobre todo y más que nada, poder contarlo al regreso.

Así que una noche, tirados en una playa de la isla norte de Nueva Zelanda, se decidió abrir la página original de Turama, que es una palabra maorí que escuchamos en aquel preciso momento, y que significa el nacer del día, la llegada de la luz, el comienzo de algo nuevo.

La primera experiencia con nuestra propia página web fue absolutamente nefasta: un montón de tiempo y dinero invertidos para absolutamente nada. Lamentablemente, la empresa que escogimos para elaborar el proyecto no estuvo a la altura esperada, y casi terminamos nuestra pequeña aventura a menos de 1 año de haberla comenzado.

Pero, a veces, los milagros existen, y cuando estábamos ya valorando tirar la toalla, por fin encontramos una compañía de informáticos que entendió perfectamente lo que queríamos y necesitábamos, y Turama comenzó a remontar el vuelo a pasos agigantados.

¿Y por qué decimos que somos distintos? ...

Muchos nos preguntan cómo podemos vender nuestros servicios de agencia de viajes, y a la vez criticar a las compañías aéreas, o hablar mal de ciertos destinos.

Si lo que buscas son bonitas fotos de parejas paseando por la playa vestidas de blanco, Turama no es para ti.

Ya basta de pintar el mundo de color de rosa, los viajes entre algodones y darle a todo un aurea de misticismo.

Viajar significa tener que enfrentarse a problemas, a situaciones complicadas, a salir de nuestra zona de confort.

Los viajes son caros, aunque parezca que cada día son más baratos, ya que el dinero se acaba sacando a los viajeros de manera más sutil y por otros conceptos que hace años ni existían.

El complicado sector aéreo es un hervidero de problemas constantes, y esto nos obliga a mantener una vigilancia diaria sobre el funcionamiento de las compañías, no por ellas, sino por nuestros clientes.

Así que finalmente hemos decidido contar las cosas tal y cómo son, gusten o no gusten. No vendemos viajes en base a un catálogo, en Turama recomendamos viajes en base a nuestra experiencia propia.

Preferimos perder una venta, antes que mandar a alguien a un destino que sabemos no va a funcionar. El dinero es importante, por supuesto, pero es mucho más importante mantener un nivel alto de profesionalismo y tratar a la gente como Dios manda.

Si has leído nuestro blog, sabrás que aquí no vamos a contarte películas, ni a vender por vender, ni a convencerte para que te gastes más dinero del oportuno, más bien al contrario.

Vendemos viajes porque somos viajeros, hemos dado la vuelta al mundo, hemos tenido muchas experiencias (buenas y malas) y por ello nos consideramos aptos para poder hacer recomendaciones, sugerencias, o simplemente poder dar información veraz a nuestros clientes.

Nuestro agente de viajes es Carlos Lavilla, que al mismo tiempo es Piloto Privado de Avión, y conoce desde dentro el sector aéreo mejor que nadie.

En nuestro blog, además de Carlos, colaboráis muchos de nuestros usuarios, seguidores y clientes, a través de vuestros posts, fotografías y la información que nos hacéis llegar a diario.

Además, en Turama contamos con la colaboración de personal de tripulación de cabina de muchas compañías aéreas, nacionales e internacionales, así como de pilotos comerciales que prestan sus servicios en distintas partes del planeta.

Y no sólo esto, trabajadores de servicios de tierra, de aeropuertos, controladores aéreos, técnicos de mantenimiento, etc, nos ayudan todos los días a escribir y preparar todos los posts que puedes ver en nuestra web.

Sí, es un hecho demostrable, somos distintos, muy distintos, y eso además nos gusta.