google-site-verification=jwPePR-vdpMZHeWWsLSZA2K6JzX5EHReDT720HafyJ4 Turama / Cómo elegir el mejor seguro para tu vehículo Self Drive

Cómo elegir el mejor seguro para tu vehículo Self Drive

El tipo de seguro que escojas para tu vehículo, va a marcar la diferencia tanto en el precio del alquiler, como en tu propia tranquilidad

Por Carlos A. Lavilla Garrido


Publicado 18-08-2019



Es evidente que cuando buscamos cualquier tipo de vehículo para alquilar fuera de nuestro país, todos tenemos que ceñirnos a un presupuesto.


El problema radica en que, en muchas ocasiones, con el fin de abaratar el precio final a abonar, estamos recortando en conceptos tan sumamente importantes como el seguro de circulación.

La diferencia entre viajar con una póliza a Todo Riesgo, que nos cubra cualquier desperfecto que pueda sufrir nuestro coche, moto, o caravana, a hacerlo sólo con una que ampare los daños causados a terceros,es tan sumamente grande que no debería ni siquiera de tenerse en cuenta.

Lamentablemente, en la actualidad son muchísimos más los viajeros que prefieren "jugársela" y salir a las carreteras sin una correcta protección por parte de su compañía de seguros, que aquellos que optan por cubrirse las espaldas.

El chollo para las Rent a Car


No te equivoques, para cualquier empresa de alquiler de vehículos, todos aquellos clientes que deciden no abonar el sobreprecio que requiere un seguro a Todo Riesgo, son un auténtico chollo.

Esto es así porque, en caso de tener un accidente, dejas en sus manos la valoración de los desperfectos, que al final resulta que es el importe que te van a reclamar a ti.

Es muy difícil, por no decir prácticamente imposible (y excesivamente caro), contradecir un informe pericial, o presupuesto de daños, presentado por una empresa de alquiler de vehículos.

Por mucho que creas que los precios que te están pasando, sean los correspondientes a la mano de obra, materiales, o cualquier otro concepto, son superiores a la media del mercado, legalmente no vas a poder hacer mucho al respecto, salvo que estemos hablando de diferencias absolutamente estratosféricas.

Con un seguro a Todo Riesgo, la cantidad a reclamar por los daños causados es un asunto totalmente ajeno a ti, y de la que se encargarán tanto la compañía aseguradora, como la empresa de alquiler.

La franquicia


Hay otra opción algo más económica y que puede ser también de ayuda a la hora de contratar un seguro a Todo Riesgo: la franquicia.

La franquicia es una cantidad fija, invariable, que tendrás que abonar de tu propio bolsillo cuando causes desperfectos a tu vehículo alquilado, y el importe final de los mismos sea igual o superior a esta.

Te ponemos un ejemplo: imagina que alquilas una autocaravana con un seguro a Todo Riesgo, con franquicia de 300 euros.

Desgraciadamente, le has dado un golpe en la parte trasera, y los daños que se te reclaman ascienden a la cantidad de 750 euros. En este caso, sólo tendrías que pagar los 300 euros correspondientes a la franquicia contratada.

Ahora imagina que el presupuesto de reparación asciende a 290 euros. Dado que esta cantidad no supera el importe de la franquicia, tendrías que abonar íntegramente la misma, esto es, los 290 euros.

La modalidad de Todo Riesgo con franquicia implica que, en el caso de que provoques daños al vehículo alquilado, de los que tú seas responsable, siempre vas a tener que pagar una cantidad: la correspondiente a la franquicia, o si los desperfectos provocados están valorados por debajo de esta, el importe correspondiente a los mismos.

Ojo con las modalidades


Hay que tener especial cuidado cuando se opte por contratar un seguro a Todo Riesgo, ya que en determinadas situaciones, este puede no cubrir todos lo tipos de daños que se le  pueden provocar al vehículo alquilado.

Con el fin de segmentar más las posibilidades de contratación y oferta, y por qué no decirlo, de sacar también algo más de dinero, muchas empresas excluyen determinado tipo de daños de la cobertura de Todo Riesgo.

Hay casos en los que, por ejemplo, si quieres que la póliza te cubra daños en los neumáticos, en las lunas, o en cualquier otra parte del coche, tienes que pagar un suplemento aparte.

Esto ocurre mucho en países donde los conductores extranjeros suelen aventurarse por carreteras secundarias, poco preparadas, o incluso por rutas off road, lo que en ocasiones deriva en cortes, rayaduras, o roturas de múltiples partes del vehículo.

Debes de enterarte antes, y leer muy bien, qué es exactamente lo que cubre tu póliza de seguro de circulación, y lo que no cubre.

Una vez tengas esta información en tu poder, queda bajo tu criterio el optar por completar el alquiler con un seguro más completo, o quedarte con el básico.

Nuestro consejo, es que siempre intentes salir a la carretera con la mayor cobertura posible. Aunque creas que de esta manera tu alquiler se encarece notablemente, piensa que en el caso de tener un siniestro, podrías llegar a pagar muchísimo más dinero.



Comentarios sobre Como elegir el mejor seguro para tu vehiculo self drive:

Buscar en el blog